MAMA SIEMPRE ME HA DESPRECIADO

La madre que abusa psicológicamente de sus hijos por lo general usa formas diversas, por ejemplo: tener un hijo(a) predilecto y otros(as) a los que desprecia profundamente, ser sobreprotectora controlando todas sus acciones, tratar a algún varón como si fuera su esposo, darles insultos, apodos minusvaluantes o críticas constantes. El mandato de la madre tiene un gran poder psicológico y quienes han sufrido esta forma de abuso, necesitan un trabajo personal para lograr su recuperación y hacer una vida exitosa.