CUANDO MIS HIJOS ME DESOBEDECEN, ME DESQUICIO Y ME ENTRA UNA GRAN IRA

Los ataques de ira frente a tus hijos te desautorizan por completo, te hacen perder el control de ti mismo(a) y fácilmente escalarás a golpearlos e insultarlos. Siempre nos autojustificamos al ser iracundos con los hijos diciendo “si no me desobedecieran, yo no llegaría a mi límite, explotando de esta manera”. Eso sólo rebela el desconocimiento de herramientas educativas que posicionan a los padres en un lugar de fuerza y firmeza en el cual sus órdenes son respetadas y seguidas. Entérate.