ME ACABO DE DIVORCIAR Y ESTOY MUY DESESPERADO(A)

El divorcio es un tránsito difícil de atravesar, al que sólo se debe de llegar cuando se está convencido de que era la única alternativa para poder seguir llevando una vida digna. Por más problemas que se hayan tenido, el divorcio es doloroso; si no en el momento mismo de la firma final, sí cuando se sale de los más críticos momentos al darnos cuenta de que alguien con quien en algún momento compartimos tiempos maravillosos, ahora se ha convertido en un dolor de cabeza que no resistimos más. El divorcio como todo duelo supone ciertas etapas, las cuales es muy importante conocer a fondo. Mientras más lo conozcas mejor resolverás este episodio de tu vida. Entérate.